Como se cambia la bomba de agua

La bomba de agua es una pieza que debes tener en cuenta para que puedas tener una buena temperatura de funcionamiento en tu vehículo. Si necesitas una bomba de agua barata, te recomiendo visitar los desguaces bmw, porque allí disfrutarás siempre de los precios más ajustados en recambios de calidad.

Pero, puede que aún no sepas cómo se hace el cambio de la bomba de agua en tu vehículo, y es por esto que te invito a que sigas leyendo. En este post, hablaremos de las opciones que tienes para cambiar esta pieza de una forma efectiva.

Pasos para el cambio de la bomba de agua

Cambiar la bomba de agua es un proceso realmente sencillo, pero puede que quieras llevar tu coche al taller mecánico. En los talleres mecánicos el coste varía en función de la mano de obra que se debe invertir, y este puede llegar a ascender hasta los 1000 euros.

Sin embargo, para ahorrar dinero, será indispensable que compres una bomba de agua de segunda en un desguace por menos de 160 euros. Y para hacer el cambio por tu cuenta, debes asegurarte de seguir estos pasos básicos:

Proceso de desinstalación

Lo primero que debes hacer es bajar la bomba de agua del motor, no sin antes asegurarte de que el coche esté totalmente frío. Así te asegurarás de evitar accidentes, y para facilitar todo el proceso, lo mejor será que el vehículo esté elevado para garantizar así un gran rendimiento.

El primer paso cuando el coche esté en posición, será comenzar por el drenaje del líquido refrigerante hasta que ya no salga más líquido. Asegúrate de desconectar las mangueras de la bomba y quítala del motor retirando los tornillos de fijación de la misma.

Instala la bomba de repuesto

Debes asegurarte de que la zona de instalación esté completamente limpia, y que la bomba que compraste sea del mismo modelo exacto que la que bajaste. Para instalarla, debes fijarla con los tornillos de fijación en el motor, y proceder a conectar nuevamente las mangueras como estaban.

Rellena el sistema con líquido refrigerante, y procede a revisar meticulosamente que no exista ningún tipo de fuga. Cuando estés seguro de que no existen fugas, debes proceder a encender el coche para purgar el sistema. Rellena el faltante de líquido refrigerante y deja el coche en reposo durante 4 horas antes de volver a utilizarlo, para que la reparación sea completamente exitosa.